• Ángel Luis Gilsanz

Gratis total



¿Me lo parece sólo a mí o este otoño ha arrancado con una velocidad y una intensidad inusualmente altas?

Las vacaciones, al menos para la mayoría, han vuelto a su lugar. Al armario donde, entre otras cosas, guardamos los sueños y los recuerdos junto a las chanclas, las botas de montaña y las gafas de buceo. Nos quedan por delante pequeños anticipos en forma de fines de semana, puentes y pequeñas escapadas. Fantástico. Nos queda lo mejor, el tiempo de las posibilidades y de las expectativas. Disfrutémoslo.

Pero volviendo a lo nuestro, me gustaría empezar la temporada compartiendo con ustedes algunas ideas respecto a la gestión del capital humano. He comentado mucho en los últimos meses sobre la importancia de la tecnología, su impacto, el peso creciente de la Inteligencia Artificial, etc. Son temas en los que, para obtener el resultado deseado, se requieren inversión, recursos adicionales y cambios organizativos. Lo cual no es ni fácil ni rápido.

Sin embargo, afortunadamente hay aspectos esenciales que no descansan en los euros disponibles ni en la amplitud de los presupuestos, y cuyo impacto es crítico para el éxito estratégico de nuestras organizaciones. Y en ellos me quiero centrar hoy.

1.- La estrategia es cosa de hoy, no del futuro.

Debemos tomar decisiones y provocar intervenciones que tengan efecto inmediato. Dejemos de elaborar fantásticas presentaciones y vamos a promover a los empleados realmente buenos que sabemos que tenemos. Ya. Vamos a iniciar el relevo de gerentes y mandos con estilos de liderazgo destructivos y tóxicos. Ahora. Vamos a dar confianza, responsabilidad y autonomía a los equipos de alto potencial. Ayer. Estoy seguro

2.- Cada uno es cada uno.

Dejémonos de clichés, agrupaciones y segmentaciones. No interpretemos lo que creemos que los colaboradores quieren, no imaginemos lo que les mueve y lo que les frena. Ellos nos dirán lo que necesitan y lo que valoran. Escuchémosles y actuemos en consecuencia. Y si las circunstancias nos obligan, que nos obligan, a ciertos enfoques colectivos e indiscriminados, hagámoslo bajo un prisma de reconocimiento de la diversidad, la diferencia y la individualidad.

3.- Los silos son para los cereales.

Pero nuestras organizaciones son, o deberían ser, abiertas. Y nuestro trabajo es poner a su disposición y gestionar el talento disponible. Cada vez más, la diferencia entre el éxito y el fracaso consistirá en pasar de “tener” el talento adecuado a “contar” con el talento necesario. Proveedores, colaboradores externos, alumni, otras divisiones, filiales, etc. deben ser yacimientos conocidos y gestionados por nuestros equipos de RRHH.

4.- Consultoría del desempeño.

La organización dedica mucho tiempo a la evaluación del desempeño, a calificar a los colaboradores, a obtener estadísticas, a calibrar, a gestionar herramientas, etc. Pero ¿cuánto dedican los líderes a orientar a las personas? ¿a ayudarles a ser mejores en su trabajo, de forma individualizada? ¿a mejorar su desempeño mediante un feedback directo e inmediato?

Cambien un gasto de tiempo por una inversión y no se creerán los resultados.

5.- Démosle una oportunidad al equipo.

Estudiemos su composición, analicemos su funcionamiento, sus mejores prácticas, el talento del que disponen, cómo lo usan. Pero no nos limitemos a las unidades establecidas en el organigrama. Bajemos a la realidad, a los grupos informales que interactúan para conseguir los mejores resultados. Quién sabe. A lo mejor tenemos la fórmula mágica en nuestra organización y no lo sabemos.

6.- Si no lo podemos contar, midámoslo.

Es difícil saber si vamos bien cuando no sabemos dónde vamos. Primero: definamos qué queremos y qué esperamos de nuestros colaboradores. Segundo: verifiquemos qué obtenemos de ellos. Tercero: establezcamos las medidas globales e individuales para corregir la desviación.

Pero no sólo respecto a sus cifras: hagámoslo con sus actitudes, comportamientos e interacciones.

Al fin y al cabo, esto es gestionar el talento.

Si les ha interesado, todas las preguntas y comentarios serán bienvenidos en angellgilsanz@gmail.com o en la página web https://www.personas-organizaciones.com


0 vistas